Alfombra ergonómica antifatiga, trabaja de pie de forma cómoda

Añade como complemento a tu mesa regulable una alfombra antifatiga y trabaja con verdadera comodidad

Las mesas regulables en altura son una opción fantástica para trabajar en tu oficina y así poder cambiar de posición mientras trabajas. 

Permanecer toda la jornada laboral sentado acarrea problemas en tu salud, tanto físicos como aquellos derivados del estrés por permanecer tantas horas sin modificar tu postura.

Ya son muchos los países que han podido comprobar en sus estadísticas las mejoras que trae consigo trabajar alternando momentos de pie y otros sentado. Las mesas ajustables de oficina son la solución perfecta para el trabajo Sit-Stand y para cuidar tu salud mientras trabajas. 

Ahora bien, para algunas personas permanecer de pie durante mucho tiempo también puede ser motivo de molestias físicas, como sobrecarga en las rodillas, fatiga muscular, dolor en la zona de la fascia plantar, presión en talón o tobillos y piernas cansadas entre otras.

Para trabajar de pie sin notar ninguna de estas molestias las alfombras ergonómicas antifatiga son el complemento ideal para tu mesa regulable en altura

Trabajar encima de estas alfombras acolchadas te da una sensación de estar entre nubes que alivia cualquier dolor y sobrecarga y hace que tu jornada laboral mejore un 100%.

¿Qué son las alfombras antifatiga?

Las alfombras ergonómicas antifatiga son un tipo especial de alfombras acolchadas con materiales como el caucho, la silicona, la espuma de poliuretano o el nitrilo, diseñadas para proporcionar confort, relajación y descarga muscular mientras se trabaja de pie.

El tipo de alfombras que os presento son de reciente incorporación a los trabajos de oficina, como complemento ideal para una mesa regulable en altura, pero en realidad hace muchos años que se vienen usando en la industria, como alfombras de seguridad para trabajadores que pasen toda su  jornada laboral de pie en fábricas.

Beneficios de una alfombra antifatiga ergonómica

Como decía, hace muchos años que las alfombras ergonómicas forman parte de la industria en España, y por eso hay muchos estudios que dan fé del efecto positivo directo e indirecto en los trabajadores. 

Las alfombras antifatiga pueden mejorar significativamente la productividad y la satisfacción de los empleados al tiempo que reducen el absentismo y enfermedades crónicas derivadas de estar largos periodos de pie.

¿Cómo funciona este tipo de alfombras antifatiga?

El funcionamiento de una alfombra acolchada ergonómica lo describe James M. Kendrick en un artículo de  abril de 1999 de “Salud y Seguridad en el Trabajo”: 

«Las alfombras anti-fatiga se han diseñado para que el cuerpo se balancee de forma natural e imperceptible, lo que fomenta un leve movimiento de los músculos de las piernas y las pantorrillas. Esto facilita el flujo sanguíneo y evita que la sangre se estanque en las venas, lo que provocaría que los trabajadores se sintieran cansados”

Permanecer mucho tiempo de pie sobre superficies duras puede derivar en diferentes problemas. 

En primer lugar, el estar de pie hace que los músculos se contraigan, lo que reduce el flujo sanguíneo. Como consecuencia los músculos y las articulaciones duelen y la sangre se estanca. 

Por otra parte, esta posición provoca a largo plazo pronación o un aplanamiento excesivo de los pies. Si bien esto puede ser simplemente cansado y un poco doloroso, también puede conducir a una fascitis plantar y otras enfermedades graves en los pies. Los dolores de la parte baja de la espalda son más frecuentes en trabajadores que permanecen cuatro o más horas al día de pie.

El efecto acolchado de una alfombra anti-fatiga, proporciona micro movimientos en los pies, lo que minimiza el estancamiento de la sangre en las piernas.

Evidencia científica

Los primeros estudios como los de Morgora (1972), mostraron que la incidencia de dolor en la parte baja de la espalda era mayor en aquellos trabajadores que permanecían habitualmente de pie en sus puestos de trabajo durante más de cuatro horas; y Bousseman et al (1982) puso de manifiesto que largas permanencias de pie son causa directa del dolor y el malestar. 

Otras investigaciones posteriores hicieron observaciones sobre la diferencia entre estar de pie sobre suelos duros contra suelos blandos. Todos estos estudios llegaron a la conclusión de que las alfombras afectan significativamente a la fatiga y confort en diferentes zonas del cuerpo. 

En primer lugar, el trabajador mientras permanece de pie, debe realizar una variación de la presión que ejerce sobre el pie para eliminar el uso excesivo de los mismos músculos (fibras Cenicienta). En segundo lugar, con el uso de alfombras antifatiga elimina los puntos de presión desde el suelo mediante la distribución de peso de manera uniforme para conseguir un equilibrio correcto. 

Los dolores se reducen sustancialmente con el uso de alfombras antifatiga en comparación con la situación inicial sin alfombras.

Tipos de alfombra antifatiga

Alfombra antifatiga acolchada con bordes biselados

Diseñada para mantener una posición cómoda y ergonómica tanto si trabajas sentado como de pie. 

Con forma cuadrada o rectangular y unos 2 cm de grosor, este tipo de alfombra ergonómica para la oficina están pensadas para aportar una base confortable de trabajo y prevenir la fatiga que se produce durante tu jornada laboral. 

Además tiene bordes biselados para evitar tropiezos y caídas. 

Alfombra antifatiga con bordes biselados y relieve frontal

A diferencia de la anterior, este tipo de alfombras ergonómicas tienen un peldaño o relieve frontal de 8 cm que permite ofrecer un estiramiento de toda la musculatura de la pierna apoyando la punta del pie en él. 

Esto ofrece el beneficio extra de poder elongar la musculatura y mantener tus fibras oxigenadas, consiguiendo un mayor riego sanguíneo. 

Cada vez que veas que tu postura empieza a ser incómoda te aconsejo que apoyes el pie en el relieve ejerciendo una presión moderada, verás que cambio en la sensación de tus piernas y cómo se produce una relajación instantánea.

Alfombra antifatiga acolchada con puntos de presión de acupuntura

Son alfombras antifatiga para escritorios de pie de espuma de poliuretano que confiere una superficie de apoyo firme y cómoda.

Tienen un contorno redondeado y elementos elevados que permiten que estires las piernas y/o ejercer presión sobre determinados puntos de los pies, como si se tratase de un masaje de acupuntura. 

Muy indicadas para personas con problemas en la fascia plantar, la presión en el relieve central alivia en gran medida las sobrecargas fasciales y reduce este tipo de molestias.

Alfombra antifatiga con tabla de equilibrio

Este tipo de alfombrilla antifatiga tiene un mecanismo de oscilación, una tabla de balance que añade a las prestaciones normales de las alfombras ergonómicas, el extra de poder balancearse e ir modificando la posición de tus piernas y tu cuerpo cuando lo desees.

Mantiene las piernas y el núcleo del cuerpo activos y ayuda a mejorar el enfoque, reduce la fatiga y alivia las tensiones de piernas y pies.

Ideal para hacer entrenamientos de equilibrio mientras trabajas en tu mesa regulable de oficina.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Mesas Regulables en Altura
      Logo
      Compare items
      • Total (0)
      Compare
      0